construir




hacer fue siempre nuestra consigna
construir
para detenernos
y tomar decisiones
sobre cosas que pudiésemos tocar;
con un fin
pero sin límites autoimpuestos

ese hacer y ese fin eran en cierto punto, planificados

la planificación nacía
del intento de dejar
un mensaje a los más pequeños aquellos que se convierten en grandes 
y que viven con grandes 
o sea
el mensaje
era para todos

cuatro meses para crear un “contenedor de líquido”
cuatro meses para desarrollar una pasta
de la arcilla recolectada
en los cerros
de nuestra precordillera
santiaguina

pasta para vaciar en moldes
pasta líquida
“greda líquida”
pasta para producir en serie
y llegar
a más personas

diseñar
para honrar a esa tierra
y pensar
que con lo creado 
un niño tomará agua
o leche 
o lo que quiera
y con su padre 
o madre
o quien sea
conversarán lo que está escrito acá 

que aquel niño piense
que las cosas
a su alrededor 
nacen de un lugar
y que las construyen
personas
que muchas veces
no piensan
más allá

tocar
reír
e imaginar 
desde la forma
y su materia





Texto escrito para la obra Mi Vasito exhibida en Taller PAN (ex galería Yono) en Septiembre del 2017 y en el Centro Cultural Las Condes, en Septiembre del 2018.


06