puma/iceberg

elegí el mismo camino hoy
el mismo de ayer
quizá distinto del de mañana
pero ¿qué tan distinto?
la improvisación
necesaria e inesperada
se acalla
el ahorro se vuelve más importante que la experiencia
ese preciado minuto
se convierte en un tesoro
ese minuto;
una satisfacción  momentánea
satisfacción
que se
desvanece rápido
como un iceberg
en aguas calmas

es otro día

esta vez se vislumbra algo nuevo a lo lejos
detrás de esas rocas eternas e imposibles
huella imborrable que nos susurra al oído
despacio y sin apuro
que es mejor continuar por ese camino

El puma solitario en su sigilo no tiene miedo





Texto escrito en Abril del 2016, como parte de un ejercicio para el curso Tecnologías II, carrera de diseño de la Universidad Finis Terrae.



07